Dinero

Dinero
Arturo Fernández se ríe de las acusaciones de la UCO

“He dado de comer a todo Madrid... ¿Aún tengo que demostrar mi experiencia?”

Al igual que Cristina Cifuentes, el empresario Arturo Fernández se defiende y discrepa de las acusaciones del informe de la UCO sobre el caso Púnica conocido esta semana. Reprocha a los investigadores hablar de “arbitrariedad” y “trato diferente” en las adjudicaciones. “Solo me acusan de no presentar certificaciones que acrediten mi experiencia”, se queja en privado.

Cristina Cifuentes y Arturo Fernández, en una imagen de archivo.
Cristina Cifuentes y Arturo Fernández, en una imagen de archivo.

En el dossier, se señala a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, como presunta autora de un delito de prevaricación y otro de cohecho por adjudicarle a dedo contratos cuando estaba en la mesa de la Asamblea de Madrid.

Cifuentes habría formado parte de las mesas de contratación para favorecer al grupo Cantoblanco mientras que Arturo Fernández financiaba al PP madrileño. Pero el juez del Caso Púnica, Eloy Velasco, no tiene intención de proceder contra ninguno de los dos, pese al informe de la UCO.

La presidenta regional ha defendido varias veces su honorabilidad en los últimos días. En el entorno de Fernández también responden a los argumentos aportados en su polémico informe por los investigadores de la Púnica.

“¿Aún tengo que demostrar mi experiencia?”

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes próximas al ex líder de CEIM, Arturo Fernández no comprende la única acusación que se le lanza desde la Unidad Central Operativa.

El informe de la Guardia Civil considera que “hubo arbitrariedad” y “un trato diferente para situaciones idénticas” en las adjudicaciones, ya que Cantoblanco “ no presentó certificaciones que avalasen la experiencia”.

Fuentes próximas al empresario, a las que ha tenido acceso ECD, responden con firmeza a los agentes. Les recuerdan que la empresa de hostelería y servicios de restauración de Arturo Fernández se fundó hace más de un siglo por su abuelo en la calle Hortaleza de Madrid y, desde entonces, fue ganando tamaño y notoriedad. “Por tanto, lleva años dando de comer a todo Madrid... ¿Aún se le pide que demuestre su experiencia?”, se preguntan en su entorno.

El Grupo Arturo Cantoblanco llegó a contar con más de 2.500 empleados y su emblema, la imagen de un cazador apuntando con su escopeta, se puede ver todavía en algunos restaurantes y autoservicios de hospitales, centros escolares o edificios públicos. “¿O es que estos de la UCO no la han visto nunca?”, les reprochan.

Les insisten que, en los últimos años, entre “sus concesiones más conocidas”, la mayoría además en el sector público, han destacado: la del Congreso de los Diputados (además con el PSOE), RTVE, el Palacio de los Deportes, el Ministerio de Economía, el Ministerio de Industria, el Ministerio de Defensa, el Instituto Oficial de Crédito, AENA (gestor aeroportuario), el Teatro Real, el Hospital Infanta Leonor, el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, el recinto ferial de Ifema, la Cámara de Comercio de Madrid o la Ciudad Deportiva del Real Madrid, entre otras.

Etiquetas: ,,,,,,

Comentarios