Te lo aclaro

Te lo aclaro
Los cien días en Defensa de la ministra Cospedal

María Dolores de Cospedal tomó posesión como nueva ministra de Defensa el pasado 4 de noviembre. Ahora, en pleno febrero, acaba de cumplir sus cien días al frente de la cartera. Un tiempo en el que apenas ha habido tiempo de cambios radicales, pero que no ha estado exento de polémicas. Este es el balance.

Cospedal durante el acto de toma de posesión en Defensa.
Cospedal durante el acto de toma de posesión en Defensa.

Defensa no es un ministerio que se caracterice por la carga política que entraña. De hecho, suele ser un refugio discreto para aquellos que quieren mantenerse al margen de las decisiones de la ‘gran política’. En los últimos años se han visto excepciones a esto, como por ejemplo algunas declaraciones sobre la independencia de Cataluña que han surgido de miembros de la cúpula de las Fuerzas Armadas y que han obligado al ministro de Defensa a salir al paso. Le ocurrió a Bono y le ocurrió a Morenés.

Sin embargo, la llegada de María Dolores de Cospedal fue entendida por parte de los militares como un intento por darle mayor peso político a Defensa en el escenario nacional. Para otros, fue una forma de “apartar” a Cospedal del terreno político, ya que el margen de maniobra y respuesta de un ministro de Defensa no es el mismo que el de otro ministro con cartera ‘civil’.

Esta circunstancia se puso a prueba a los dos meses de su toma de posesión. Si hay un hecho que ha marcado profundamente estos cien primeros días de María Dolores de Copsedal al frente de Defensa fue la filtración el pasado 3 de enero del informe del Consejo de Estado que responsabilizaba al gobierno español del accidente del Yakolev 42.

El Yak-42, primer gran examen de Cospedal

El día que se filtró el informe sobre el Yak, Moncloa y Defensa se pusieron a trabajar sobre cómo responder. Pero la dirección que tomó uno y otro fueron muy distintos. ECD contó que Cospedal optó desde un primer momento por hacer frente al asunto y mostrar una postura dialogante y conciliadora. Moncloa optaba precisamente por lo contrario: no entrar en el tema directamente, evitando que se convirtiese así en la primera gran crisis del nuevo gobierno.

En unas semanas, Cospedal se reunió con las familias, admitió que el Estado era responsable, pidió perdón, compareció ante el Congreso y aplacó a la oposición. Moncloa, pese a las tesis iniciales, adoptó finalmente la estrategia de Cospedal. Y así se llegó a la foto de Rajoy con familiares de las víctimas. Una imagen que en Moncloa consideran que simboliza el fin de una espina que llevaba mucho tiempo clavada en el Partido Popular.

Al margen si se trató de una estrategia fructífera o no, Moncloa felicitó a Cospedal considerando que había sido una posición eficaz y acertada desde el principio lo contó ECD-.

Renovación de la cúpula de las Fuerzas Armadas

Se trata de un punto en el que Cospedal no se ha involucrado en los cien primeros días de gestión, pese a que se le instaba a ello desde diversos frentes. El primero de ellos, algunos altos mandos que podrían ser nombrados para puestos de alta responsabilidad, pero que por cuestiones de empleo y edad el reloj corre en su contra.

Esta situación, según ha sabido ECD, está generando cierta inquietud entre los cuadros de mando, que ya han esperado más de un año debido al gobierno en funciones. Muchos nombramientos pendientes aún siguen congelados.

El 2 por ciento para la OTAN

La victoria de Trump en las elecciones de Estados Unidos complica también las cosas a Cospedal. Al menos, en lo que a materia presupuestaria se refiere. Trump quiere que todos los países aporten a la OTAN elevando su inversión en Defensa al 2 por ciento del PIB nacional.

En España, actualmente, apenas se llega al 1 por ciento. En 2016 sólo Luxemburgo y Bélgica aportaban menos. La OTAN lo ha recordado en Bruselas en presencia de la ministra la pasada semana. España debe asumir su responsabilidad.

Sin embargo, el ‘tirón’ de orejas de la Alianza se contrarrestó con el anuncio del envío de 300 militares y carros Leopard y Pizarros a Estonia, en el marco de la misión de la OTAN que coordina Canadá.

De esa manera, según los analistas políticos, Cospedal “gana tiempo” respecto al 2 por ciento. Ha repetido su apuesta por resaltar las aportaciones “cualitativas” de España en materia de Defensa, su rápida capacidad de respuesta, su compromiso en varios frentes y el esfuerzo en reestructuración de las Fuerzas Armadas que aún está acometiendo el gobierno español.

Para los militares aún es una “incognita”

Cuestionados sobre qué les parecen los primeros cien días de gestión de María Dolores de Cospedal, algunos miltiares españoles consultados por El Confidencial Digital creen que aún “es pronto” para hacer balances.

De momento, explican algunas voces, es “un enigma” que sólo se despejará cuando “se conozcan los nombramientos que tiene previsto realizar, los planes de inversión que quiere potenciar o las líneas maestras para las operaciones que tiene previsto poner en marcha” en los próximos cuatro años.

Sí se destaca entre los militares, por ejemplo, la petición que realizó Cospedal en el Congreso para que el Estado devuelva la “estabilidad presupuestaria” a su departamento. Algo que los propios militares vienen reclamando desde hace años.

Lo que piden otros militares, afirman a ECD, es que no se convierta a Defensa en un “arma política” para su uso personal, ni se involucre a las Fuerzas Armadas en escándalo político alguno.

 

Comentarios