Seguridad

Seguridad
Orden a toda España: ni un camión cerca de una procesión

Despliegue de medidas para evitar un ataque terrorista: en Málaga y Zamora se colocarán jardineras; en Madrid se instalarán bolardos; en Elche se situarán vehículos de gran tonelaje en las vías de acceso

El objetivo es claro: que no se produzca ningún atentado terrorista en España durante la Semana Santa. Las instrucciones que el Ministerio del Interior ha distribuido por todo el territorio tienen varios puntos en común. Principalmente, prohibir el acceso de vehículos de gran tonelaje a la zona de procesiones, y colocar barreras físicas que impidan a un camión entrar a estas áreas.

Procesión de Semana Santa por las calles de Sevilla.
Procesión de Semana Santa por las calles de Sevilla.

Los atropellos masivos de  Londres, a finales del mes de marzo, y la acción del pasado viernes en Estocolmo no han elevado la alerta terrorista en nuestro país. Se mantiene el nivel cuatro. Es decir, riesgo “ muy probable” de atentado. Por encima de esta barrera tan sólo queda el nivel 5, que se activa únicamente cuando hay riesgo inminente de ataque terrorista, lo que supondría la movilización de efectivos del Ejército.

Orden de Interior: blindar las procesiones

Sin embargo, ante la llegada de la Semana Santa, el  Ministerio del Interior ha ordenado que se refuerce el dispositivo de seguridad en las ciudades españoles donde se esperan grandes aglomeraciones por la festividad religiosa.

Las Juntas de Seguridad de las policías locales de  Madrid, Sevilla, Málaga, Valencia, Zaragoza, Valladolid Zamora Elche y prácticamente toda España recibieron hace días un escrito de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) informando de la necesidad de poner en marcha medidas extraordinarias.

Bolardos, jardineras e incluso camiones para cortar el paso

La más importante de todas, que se va a aplicar de forma tajante en todas las ciudades que festejen la Semana Santa, es la prohibición de circulación de camiones en los centros urbanos.  Ningún vehículo pesado (de más de 3.500 kilogramos) podrá entrar en las ciudades durante esos días. La circulación del resto de vehículos también se verá seriamente restringida.

Para evitar que cualquier  camión fuera de control o en manos de terroristas  consiga saltarse la prohibición e irrumpa entre la multitud, las ciudades han optado por la instalación de barreras físicas. Cada ayuntamiento ha optado por aplicar esta medida de forma diversa:

--  Jardineras. En  Málaga Valladolid Zamora o  León se han colocado grandes maceteros en las vías de acceso a las calles por donde circularán los pasos más representativos de la Semana Santa local.

--  Bolardos. En  Madrid se recuperarán los pivotes que se instalaron para proteger la zona centro de camiones durante la  cabalgata de Reyes de la pasada Navidad. Además, también se instalarán maceteros decorativos de gran tamaño en algunas zonas del distrito Centro. También se instalarán en Sevilla.

-- Vehículos  de gran tonelaje. La instalación de barreras de seguridad como las anteriores conllevan un gasto que en algunos municipios han preferido evitar. Como el caso de  Elche, donde se ubicarán vehículos de gran tamaño –furgones policiales, ambulancias e incluso camiones de basura- en las calles que den acceso a la zona de procesiones.

La nueva técnica favorita de los terroristas

En el último año el terrorismo islamista ha confirmado la técnica del atropello como la más recurrente a la hora de llevar a cabo sus ataques. Golpes como los de la  sala Bataclán de París requieren una  capacidad logística elevada acceso a armas y explosivos y contar con  individuos preparados para una acción de guerra.

Sin embargo, el atropello ha sido promocionado por parte del  Daesh como método  rápido fácil y barato. No es una técnica nueva, ya que tal y como contó  El Confidencial Digital, Al Qaeda ya la había incluido en un manual para ‘lobos solitarios’ difundido por la filial del grupo en la península arábiga.

Esta técnica ‘low cost’, descrita como  una ‘segadora de infieles’ en las páginas de ‘Inspire’ (la revista de cabecera de Al Qaeda), consiste efectivamente en hacerse con un vehículo pesado y lanzarlo a toda velocidad contra una aglomeración de personas.

Esta fue precisamente la estrategia empleada por los responsables de los atropellos en  Niza el pasado verano, en  Berlín en Navidad, en  Londres hace diez días y ahora en  Estocolmo.

 

Etiquetas: ,,,,,,,,,,,,,

Comentarios