Política

Política
Esperanza Aguirre ha iniciado ya la batalla para volver a ser candidata a la Alcaldía

Mantiene íntegro al equipo que llevó su campaña en las municipales de hace dos años e incluso ha incorporado más expertos

Cristina Cifuentes tiene un problema que, por inesperado, puede suponerle su primera gran crisis en el PP de Madrid. La proclamación como presidenta regional del partido, el pasado mes de marzo, parecía blindar su liderazgo y la amortización definitiva de Esperanza Aguirre. Sin embargo, la ex lideresa no está en absoluto de salida.

Esperanza Aguirre.
Esperanza Aguirre.

Según ha sabido El Confidencial Digital, Esperanza Aguirre ha comentado a sus más próximos que tiene “toda la intención del mundo” en repetir como candidata a la alcaldía de Madrid dentro de dos años, cuando vuelvan a celebrarse las elecciones municipales. La actual concejala, y portavoz del PP en el Ayuntamiento, considera que se ha ganado el derecho a “intentarlo de nuevo” por su labor de oposición. Y cree, además, que es la persona idónea para el puesto.

Personas de su equipo explican a ECD que, tras los comicios de 2015 y la pérdida de la Alcaldía, el “futuro era incierto”. Sin embargo, Aguirre decidió seguir para intentar revertir la situación y recuperar en 2019 el gobierno municipal. Y piensa que está en el buen camino. A ese respecto, las fuentes precisan: “Si no se hubiese visto capaz de dar la vuelta a las cosas, y de repetir al frente de la candidatura, ya habría dimitido”.

Entonces, recuerdan, las condiciones eran las peores para Aguirre. Su liderazgo al frente del PP de Madrid estaba cuestionado por el ascenso de Cifuentes y, tan solo unos meses después, anunció su marcha de la ejecutiva por los casos de corrupción del partido. Ahí, explican, “pudo despedirse de la política”. Y, si no lo hizo, “es porque cree que aún puede dar la batalla y ganarla”.

Mantiene intacto su gabinete

Las fuentes consultadas relatan que, tras las últimas municipales, Aguirre decidió mantener íntegro el equipo de campaña, cuyos integrantes han constituido una especie de “gabinete” que guía sus pasos como líder de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid.

Su labor de oposición, poco conocida hasta la fecha, ha logrado detener varias medidas de Carmena. Entre ellas, la anunciada subida del IBI, que se paralizó con el visto bueno, incluso, del concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato. Todo un “éxito” que ha sido “muy aplaudido” tanto en la prensa regional como nacional.

Esas victorias han afianzado a la lideresa y a su equipo en su idea de repetir candidatura en 2019. Una meta para la que, además, “ ha incorporado más expertos” a su equipo. Algo que demuestra que “Aguirre va a por todas”.

Se ve con opciones reales de ganar

Una de las razones por las que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid tiene decidido dar la batalla por volver a ser candidata al Ayuntamiento es que se ve con más opciones que nunca de convertirse en alcaldesa.

Aguirre afirma que no es necesaria, ni siquiera, la mayoría absoluta. Bastaría, con que la suma de sus concejales y los de Ciudadanos sean más que los de Ahora Madrid y el PSOE. Una posibilidad que ve “más que factible”, por el desgaste del gobierno de Carmena y a la caída libre que están sufriendo los socialistas madrileños.

El escenario, y también las encuestas, son propicios para recuperar el Ayuntamiento, y por ese motivo Aguirre quiere a toda costa ser candidata porque estaría ante “su última oportunidad” para lograr una vieja aspiración política: convertirse en la alcaldesa de su ciudad.

La sombra de la Gürtel y la caja B

Las aspiraciones de Aguirre pueden, sin embargo, encontrar importantes escollos. El principal, la oposición de Cifuentes a que repita candidatura. Una posibilidad a la que los aguirristas responden recordando que en 2015 “pasó lo mismo pero al revés. Con Esperanza presidenta del partido y Cristina como candidata no hubo problemas”.

Otro de los obstáculos que podían comprometer su futuro político son las nuevas informaciones que aparecen, de forma continuada, sobre l a parte de la Gürtel que salpica al PP de Madrid y la financiación irregular de la que, supuestamente, se benefició el partido con Aguirre al frente.

Las fuentes consultadas, recuerdan, sin embargo, que Aguirre nunca ha sido acusada de nada, y que ya en febrero de 2016 abandonó la presidencia regional del partido por los casos de corrupción durante su mandato. Una renuncia que le ha “liberado” para poder volver a ser candidata al Ayuntamiento.

Etiquetas: ,,,

Comentarios