Política

Política
Artur vete a casa. Mensajes desde la cúpula del PDeCat

Puigdemont se mueve para que deje la política tras la inhabilitación y el ex president responde que se queda porque el partido “le debe mucho”

Artur Mas firmó ayer martes las notificaciones de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sobre el 9-N que les inhabilita para cargos electos. Una rúbrica con la que asume que no podrá presentarse, al menos durante dos años, a ningunas elecciones. Pese a ello, su intención es mantenerse al frente de la nueva Convergència.

Artur Mas, en un acto de Convergència.
Artur Mas, en un acto de Convergència.

La sentencia del lunes es lo mejor que le ha podido pasar a Artur Mas desde hace tiempo”. El autor de esta frase es un dirigente del Partit Demócrata Catalá, que deja a las claras la sensación que existe en el partido desde que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decidiera condenar a Artur Mas por la celebración de la consulta soberanista del 9-N.

La misma fuente, consultada por  El Confidencial Digital, explica que esa sentencia vuelve a situar al ex president como “mártir” y “cubre todo el escándalo del 3%”, incluidas las  declaraciones ante el juez de Millet y Montull que señalaban directamente a la anterior cúpula de Convergència, con Artur Mas al frente.

Puigdemont y los suyos le quieren fuera...

Así, en los días previos al fallo del tribunal, y especialmente durante el último fin de semana, los mensajes en contra de Mas dentro del PDeCat se multiplicaron.

Afines a  Carles Puigdemont, como  Sergi Miquel, movieron a nivel interno que, después todas las revelaciones sobre las mordidas de CDC, el ex president debería  marcharse para no perjudicar al partido en su nueva etapa.

De hecho, una vez conocida la sentencia del TSJC, desde la propia Generalitat y el entorno más próximo del propio Puigdemont se trasladaba que Mas tenía  “más razones que nunca” para irse, ya que “dejaría la política después de haber sido condenado por querer celebrar un referéndum”. No obstante, esos mensajes no han calado en el ex president.

...pero Artur Mas “se enroca”

En ese sentido, desde el PDeCat explican que  Artur Mas “se enroca” y no tiene ninguna intención de dar un paso atrás en su carrera política y que, de hecho, no piensa abandonar la primera línea del partido a corto plazo.

El ex president, de hecho, ha afirmado a los suyos que el único que ha sido perjudicado por el proyecto secresionista ha sido él y que, por tanto, “el partido le debe mucho”. Toda una declaración de intenciones de cara a sus críticos.

Ante este panorama, las fuentes consultadas prevén que, de cara a unas nuevas elecciones en Cataluña, habrá una  “guerra civil” en el PDeCat entre los afines de Mas y Puigdemont: “Ninguno se va a presentar, pero los dos querrán imponer a su candidato”, advierten.

 

Etiquetas: ,,,

Comentarios