Dinero

Dinero
Los agricultores españoles confían en Trump para levantar el veto ruso: acumulan pérdidas de 1.500 millones

Llevan tres años sin poder exportar productos alimenticios, agrícolas y ganaderos. Los más perjudicados son el tomate, los cítricos y el porcino

El veto que el Kremlin impuso a la importación de productos europeos -en respuesta a las sanciones que Estados Unidos y la UE aprobaron contra Rusia por su papel en Ucrania-, está poniendo contra las cuerdas a muchos agricultores españoles. Confían en que la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca provoque un vuelco a esta situación.

Donald Trump.
Donald Trump.

En agosto de 2014, Estados Unidos y la Unión Europea acordaron sanciones a Rusia por el derribo del avión malasio sobre Ucrania que dejó casi 300 muertos.

Las sanciones de Bruselas, apoyadas también por España, incluían la prohibición de compraventa de acciones o bonos emitidos por bancos en los que el Estado ruso tenga más de la mitad del capital; la prohibición de licencias de exportación de equipamiento o tecnología para la exploración o extracción de gas o petróleo; y el embargo sobre armamento o cualquier tecnología que pueda ser usada con fines militares.

Ante tal castigo, Putin ordenó a su Gobierno, presidido por el primer ministro, Dimitri Medvédev, la prohibición de importar productos alimenticios, agrícolas y ganaderos de la UE y EEUU.

Trump baraja levantar las sanciones a Rusia

Ahora, Donald Trump ha abierto la puerta al levantamiento de las sanciones si Rusia colabora en la lucha contra el Estado Islámico. Una amenaza global que también afecta especialmente a Europa. “Si te llevas bien con Rusia y si realmente nos están ayudando, ¿ por qué mantener las sanciones si están haciendo cosas muy buenas?”, se pregunta.

De esta manera, ha venido insistiendo en su intención de abrir un nuevo capítulo de relaciones con Rusia y con su presidente, Vladimir Putin. Tras instalarse en la Casa Blanca, ya ha conversado por teléfono con el mandatario ruso y se ha mostrado también dispuesto a reunirse con él.

España acumula pérdidas de 1.500 millones

España es uno de los países que más está sufriendo el impacto económico del veto ruso, ya que las frutas y hortalizas representan más de un 60% de su producción agrícola.

La exportación española directa de frutas y hortalizas españolas a Rusia en 2013, el año anterior al veto, ascendió a 230.729 toneladas.

Pero el volumen real se considera muy superior dado el fuerte peso de las reexportaciones desde otros Estados miembros, como Francia, Países Bajos y Polonia, constituyendo el primer mercado de exportación fuera de la Unión Europea para España.

El veto ruso se mantiene dos años después, y aunque la Comisión Europea ha habilitado medidas para apoyar las pérdidas ocasionadas, el sector agrario español acumula pérdidas millonarias, cercanas a los 1.500 millones de euros por el cierre de su principal mercado no comunitario, según cuantifican a El Confidencial Digital fuentes de varios sindicatos agrarios.

El tomate y los cítricos, los que más pierden

Así las cosas, según las fuentes consultadas, los productores españoles aseguran que no pueden continuar soportando “ la factura de una crisis geopolítica. Es injusto e inaceptable”, protestan.

Por sectores, la partida de frutas y frutos secos ha sido la más afectada, por una reducción de 410 millones de euros, lo que representa casi el 50% de la caída global.

Las frutas de hueso, como albaricoques, cerezas, melocotones o ciruelas han disminuido sus ventas en 224 millones, seguidas por los cítricos en 140 millones y manzanas, peras y membrillos (25 millones).

En el caso de las hortalizas, la caída entre los dos años analizados ha sido de 200 millones de euros, con el tomate como principal alimento afectado.

El porcino, el más afectado entre las carnes

El sector de la carne y los transformados cárnicos representa el 40% de las pérdidas totales, con el porcino como partida más afectada.

Las exportaciones españolas de pescado a Rusia han registrado también una disminución de 45 millones de euros, sobre todo de congelado. Mientras, los países que han aumentado fuertemente sus exportaciones a partir de las sanciones están siendo las Islas Feroe, Bielorrusia y Groenlandia.

Dificultad para encontrar mercados alternativos

Sin embargo, en los últimos tres años, los agricultores españoles no han permanecido parados. Aseguran que se han visto obligados a buscar compradores alternativos para sus cosechas, a precios más bajos ante la sobreoferta de fruta y verdura.

Pero España sigue manteniendo sus posiciones líderes en vino y aceite de oliva que, son los sectores, además de la pasta, salsas confitería y panadería, que quedaron abiertos a la exportación europea.

Etiquetas: ,,,,,,

Comentarios