Dinero

Recibo de la luz de una compañía española.
Recibo de la luz de una compañía española.

Dinero
Álvaro Nadal investiga si las eléctricas han maniobrado para subir la luz en plena ola de frío

Ha encargado un informe a la CNMC que determine si las compañías han abusado del carbón y el gas para encarecer la producción

El Gobierno está vigilando de cerca la evolución del precio de la luz en el último mes, cuando se ha producido una importante escalada con respecto al cierre del año pasado. Los indicios apuntan a que, a pesar de la ausencia de lluvia y viento, un abuso en la aportación de carbón y gas en la producción de electricidad ha podido encarecer la factura.

Según ha podido saber  El Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, Competencia está analizando qué sucede en el sistema eléctrico. Por ahora es un “análisis” y, en función de si se detecta alguna tipo de conducta irregular, se pasaría al siguiente nivel, es decir, la apertura de una  investigación

La CNMC inició hace unas semanas este análisis   para averiguar las causas de que el precio de la luz en el mercado mayorista se haya disparado en los últimos días de diciembre, y sobre todo en este mes de enero, coincidiendo además ahora con la peor ola de frío del invierno.

El precio del megavatio por hora se sitúa en 78,83 euros, con lo que marcará un  nuevo máximo este miércoles desde diciembre de 2013. Las peores horas serán entre las siete de la tarde y las diez de la noche.

Los primeros indicios apuntan a que  la mayor aportación de las fuentes de energía más caras (carbón y gas), unida a una menor producción eólica y de generación hidroeléctrica por la falta de viento y lluvias, son las responsables de esta subida.

Recurrir un 20% más a las energías más caras

Concretamente, según los datos iniciales de estas pesquisas, se ha producido una sustitución de fuentes de energía, con respecto al último trimestre del año pasado,  con una aportación un 20% mayor de carbón y gas en los últimos meses. Se ha llegado a rozar el 40% de la producción a partir de centrales térmicas.

Mientras, el  recurso a las renovables ha caído casi en la misma proporción, en torno al 23%, en la cobertura de la demanda para la generación de electricidad.

Fuentes del sector consultadas por  ECD atribuyen a este hecho el   incremento del precio de la luz en las últimas semanas, en gran medida, a la demanda cubierta por las fuentes de energía más caras.

El precio se encarece por el carbón y el gas

Argumentan que el elemento que más influye en el precio mayorista de electricidad en España tiene que ver con la  parte de demanda que cubren las centrales térmicas convencionales (carbón y gas natural).

El recibo es más caro cuanto más carbón y gas se utilice para producir energía eléctrica. En este caso, las eléctricas tienen mayor margen de maniobra para establecer los precios, al poder repercutir también al usuario los impuestos medioambientales que el Gobierno aplica al uso de estas fuentes de energía.

Por consiguiente, sale más barato al usuario final que las compañías  recurran a las centrales hidroeléctricas y eólicas para producir electricidad.

Etiquetas: ,,,,,

Comentarios