Dinero

Dinero
Albert Rivera vigila a Rajoy: sospecha que esconde una subida de impuestos

No ve cómo el Gobierno puede cumplir la previsión de recaudación de 15.000 millones en los Presupuestos sin incrementar la presión fiscal

Albert Rivera no acaba de fiarse de Rajoy. Le ha dado su apoyo para los Presupuestos tras incluir varias partidas para políticas sociales que reclamaba. Pero el líder de Ciudadanos se ha propuesto no bajar la guardia porque sospecha que el Gobierno planea una subida de impuestos si hay riesgo, a final de año, de una desviación del objetivo de déficit.

Rajoy y Rivera, durante una reunión en el Congreso.
Rajoy y Rivera, durante una reunión en el Congreso.

Según explican a El Confidencial Digital miembros de la ejecutiva nacional de Ciudadanos, Albert Rivera ha transmitido a la cúpula del partido sus sospechas sobre Mariano Rajoy. “No ve claro cómo el Gobierno alcanzará la  elevada previsión de ingresos que se ha marcado en las cuentas públicas para 2017 y nos ha pedido que estemos vigilantes ante una posible subida de impuestos. No descarta este escenario a corto plazo”.

Lo cierto es que los Presupuestos Generales del Estado para este año  no contemplan ninguna subida impositiva. Un mérito que se atribuye la formación naranja tras la negociación que ha finalizado con su apoyo a las cuentas del PP.

Por lo pronto, también se reduce el tipo de IVA aplicable a los espectáculos en directo, es decir, teatro, danza y música. Tampoco hay recortes en el presupuesto estatal en Educación y Sanidad. Las comunidades autónomas ven incrementada su financiación en 5.563 millones de euros adicionales, de los que no dispondrían si no hubiese Presupuestos. Se incluyen, asimismo,  4.100 millones para políticas sociales y modernización de la economía.

La tasa a los refrescos azucarados, primera alarma

Ante este escenario, según ha podido saber  ECD por fuentes del equipo económico de Ciudadanos, el líder del partido no pasa por alto que el propio Gobierno acaba de reconocer en el  Programa de Estabilidad remitido a Bruselas que, si a lo largo de este 2017 se produjese algún riesgo de desviación del objetivo de déficit, aprobará los impuestos medioambientales y la tasa sobre las bebidas azucaradas.

Precisamente, esas alzas fiscales previstas inicialmente por Hacienda ya no se plasman en la previsión de ingresos de las cuentas públicas pactadas con C’s. “ Un primer incumplimiento de Cristóbal Montoro” que ha encendido las alarmas en la cúpula de Ciudadanos.

Así las cosas, Rivera teme que, de no cumplirse las previsiones presupuestarias de ingresos para este año, el Gobierno esconda para este mismo 2017 “ nuevas subidas de impuestos y recortes del gasto. Una decisión de la que no está dispuesto a quedar como “cómplice”.

Previsión de recaudación cuatro veces mayor

Esta no es, sin embargo, la única sospecha que inquieta a la formación naranja. Los ingresos tributarios totales aumentaron en 2016 en unos 4.000 millones de euros con respecto a 2015. Pero en 2017 el Gobierno ha previsto  una subida de otros 15.000 millones. Es decir, casi cuatro veces más que el incremento del ejercicio anterior.

Un cálculo que es calificado por Rivera como una “ previsión muy abultada y que carece de justificación técnica”.

Es más, los ingresos fiscales fijados para 2017, por primera vez, prevén alcanzar e incluso superar los del año 2007, el  ejercicio previo a la crisis económica, cuando el Estado recaudaba cifras muy elevadas a causa de la burbuja inmobiliaria.

La inquietud de Rivera es que el Gobierno sólo sea capaz de cumplir estas cifras de recaudación a costa de una mayor presión fiscal. C's teme quedar señalado por el apoyo a esas cuentas. “Nos tememos que al final se intente cuadrar el déficit inflando artificialmente los ingresos tributarios para no tener que reducir el gasto público”, admiten.

Los ingresos se desviaron en 7.271 millones en 2016

Además, Ciudadanos tiene en cuenta el precedente: los ingresos tributarios  volvieron a desviarse en 2016. En concreto, impuestos como el IRPF y Sociedades lastraron en 7.271 millones de euros los ingresos del Estado estimados inicialmente.

Esta “falta de acierto” del Presupuesto en los ingresos fiscales se configura como la principal razón por la que los distintos Gobiernos han impulsado los sucesivos ajustes en los gastos e inversiones, mediante la falta de ejecución del Presupuesto de gasto o los cierres presupuestarios adelantados.

Etiquetas: ,,,,,,,

Comentarios