Defensa

Dos F-35.
Dos F-35.

Defensa
“No había dinero para comprar el caza F-35... hasta que Trump nos apretó”

La negociación estaba bloqueada por falta de presupuesto y se ha activado después de que el presidente USA haya exigido a España que duplique el gasto militar

España ya ha confirmado que negocia la futura compra del caza F-35 como sustituto para –en principio- los Harriers de la Armada. En la marina española ha llamado la atención que el gobierno admita ahora unas negociaciones que llevan años en marcha, coincidiendo con la exigencia de Trump de aumentar el gasto hasta el 2 por ciento del PIB.

Lockheed Martin, fabricante del caza F-35, admitió recientemente que estaba en negociaciones con una serie de países para que se sumasen a la lista de operadores de la aeronave. Y entre ellos se citó explícitamente a España.

Fuentes del ministerio admiten que efectivamente hay en marcha un proceso de negociación, “pero aún se encuentra en la primera fase”. Los F-35, especialmente la versión B –que cuenta con toberas para despegue vertical- son una de las prioridades marcadas por el Estado Mayor de la Defensa en materia de adquisiciones para la próxima década. Es, a día de hoy, la única aeronave capaz de relevar a los Harrier AV-8B de la Armada, que dejará de estar operativa en menos de diez años.

Mandos militares consultados por El Confidencial Digital admiten las negociaciones, pero explican que estas se remontan “ años atrás”. Incluso hasta el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que había mantenido “ conversaciones avanzadas para sumarse al proyecto”, aunque quedaron aplazadas sine die por el impacto de la crisis económica en los presupuestos.

De hecho, estas conversaciones entre España y Estados Unidos quedaron reflejadas incluso en cables diplomáticos filtrados por Wikileaks. Como se pudo leer en estas páginas, el ex JEMAD José Julio Rodríguez –actualmente en Podemos- acudió a una reunión en la embajada norteamericana en Madrid con el entonces jefe de la diplomacia de EEUU en España, Arnold A. Chacon.

En ese encuentro, del que se envió información precisa al Estado Mayor Conjunto en Washington, se puso sobre la mesa la compra de los cazas F-35. Algo que se veía con buenos ojos en Defensa, pero impensable de acometer por el impacto económico que supondría en las cuentas públicas.

Sin embargo, señalan las voces militares consultadas –que han tenido relación con dichas negociaciones-, España “ha admitido las negociaciones justo ahora”. “No había dinero ni presupuestos para comprar F-35, hasta que llegó Trump y nos apretó con el dos por ciento del PIB” indican estas voces.

El comentario es generalizado, sobre todo entre la cúpula de la Armada. España trata de enviar un mensaje a Estados Unidos de que está dispuesta “ no sólo a gastar más, sino a gastar en Estados Unidos” explican. Una maniobra para calmar las ansias de Trump por engordar los presupuestos de Defensa de sus socios de la OTAN, y reducir así el balance de casi 70-30 a favor de Estados Unidos en las aportaciones económicas a la Alianza.

“La compra no tiene marcha atrás” aseguran. Pero esta, dicen, no se hará efectiva hasta “al menos una década”, siendo “ muy posible” que España se quede durante un tiempo sin ala embarcada.

Actualmente los F-35 se encuentran a precios “desorbitados” para España. Dos docenas de F.35 podrían suponer más de 3.500 millones de euros actualmente, a un precio de unos 150 millones de dólares aproximado para la versión B. España, dicen estas voces, podría intentar su cerrar su compra cuando el precio quede reducido a unos 80 millones de dólares.

 

Etiquetas: ,,,,,,

Comentarios