Defensa

Boceto de la futura F-110
Boceto de la futura F-110

Defensa
Tecnología diseñada para las fragatas F-110 permitirá localizar náufragos en el mar

Detecta por infrarrojos variaciones térmicas en la superficie del agua que señalan la existencia de personas flotando

Era uno de los sistemas que optaba a convertirse en parte de la alta tecnología que equipará a las futuras fragatas F-110, pero finalmente servirá para buscar náufragos en alta mar. Una empresa española está poniendo a prueba un dispositivo basado en dicha tecnología que podría ser determinante para encontrar a supervivientes flotando en el agua.

Escribano Mechanical Engineering fue una de las empresas que optó al concurso para desarrollar el Sistema Infrarrojo de Búsqueda y Seguimiento (IRST) que se instalará en el mástil de las futuras fragatas españolas F-110, donde también irá instalado el sistema de guerra electrónica o el de defensa aérea.

La firma española de ingeniería no logró salir elegida del proceso, que finalmente fue a parar a la UTE formada por Indra y Tecnobit. Sin embargo, los diseñadores del sistema decidieron revisar el prototipo para darle otro tipo de uso.

Así surgió un nuevo dispositivo orientado a mejorar la eficacia de las tareas de salvamento marítimo (SAR). Utilizando la tecnología y los sensores desarrollados para la F-110, el sistema es capaz de buscar y localizar variaciones de temperatura en el mar. Y lo hace cubriendo grandes extensiones.

El artilugio, que puede ir instalado en un helicóptero o un avión, es capaz de detectar automáticamente pequeños puntos a diferente temperatura que la del mar (como una cabeza humana que sobresalga del agua) y enviar las coordenadas GPS al centro de mando que esté a cargo de la misión de búsqueda y salvamento.

Según sus desarrolladores, el sistema está creado para poder ser empleado en cualquier situación atmosférica, con mala visibilidad o de noche.  Actualmente se están realizando vuelos de prueba y testándolo en las instalaciones de S alvamento Marítimo en el Centro de Seguridad Marítima Integral Jovellanos (CESEMI). El calendario de pruebas incluye 30 vuelos.

Además, explican fuentes próximas al proyecto, se está trabajando en un compartimento cilíndrico de reducidas dimensiones para poder instalarse bajo las alas de un avión o en el patín de un helicóptero, de la forma menos intrusiva posible.

Se trata de tecnología cien por cien española, ya que tanto sensor como los algoritmos creados para su funcionamiento han sido creados por la firma Escribano. 

 

Etiquetas: ,,,,,,

Comentarios