Casas reales

Casas reales
El rey Juan Carlos pierde popularidad en Las Ventas

Sorpresa en su estreno en la Feria de San Isidro: sólo se le brindó un toro y el público no recriminó a los diestros el desplante al monarca

Aunque se trata solo de un gesto de cortesía, y queda a discreción del torero, la mayoría cumplen con la tradición de brindar las faenas al monarca. Es, en el caso de Juan Carlos I, también un reconocimiento al apoyo que ha brindado siempre al mundo taurino. Pero algo inusual ocurrió el día de San Isidro en Las Ventas durante el estreno del rey emérito en la feria de este año.

El rey recibe la montera de Curro Díaz.
El rey recibe la montera de Curro Díaz.

En el festejo del día del patrón de Madrid, con Juan Carlos I presente en la barrera, solo se le brindó el primero de los seis toros, lidiado por Curro Díaz.

El diestro de Linares fue claro y conciso. Señaló al rey emérito: "Es un honor que usted acuda a los toros y defienda la Fiesta. Va por usted y viva España".

Pero la sorpresa vino con los siguientes toros de la tarde. Ni Paco Ureña, ni López Simón tuvieron ese gesto con el monarca. En la plaza de Las Ventas, como en otras del resto de España, viene siendo tradición que parte del público recrimine a los toreros el desplante al rey si no le brindan una de sus faenas.

Por ello, llamó sobre todo la atención que tampoco el público de Madrid se lo reprochó a ambos esta vez con silbidos y gritos desde los tendidos.

Si el rey acude a los toros de manera oficial, lo habitual es que se sitúe en el Palco Real. No obstante, si asiste a título particular, en el caso de don Juan Carlos ha venido optando por una barrera de preferente en el tendido 2 para ubicarse más cerca del espectáculo. Es, por ejemplo, desde donde presidirá este viernes la Corrida de la Asociación de la Prensa.

Amplíe información en Monarquía Confidencial.

Etiquetas: ,

Comentarios