La España Profunda La España Profunda

Lo que yo le diría a Donald Trump

Anoche, Mariano Rajoy y Donald Trump mantuvieron una conversación telefónica privada. Por lo que hemos sabido, no se colgaron el teléfono. Visto el precedente australiano, parece una buena noticia para empezar.

Han trascendido algunos detalles de la charla pero, realmente, no sabemos de qué hablaron exactamente. En cualquier caso, he hecho un pequeño ejercicio sobre lo que yo le diría al nuevo inquilino de la Casa Blanca. Y me ha salido esto:

1. Es usted demasiado intenso. Lo primero que tengo que decirle, señor Trump, es que es usted demasiado intenso. A este paso, nos vamos a quedar afónicos. ¡Qué manera de arrancar una legislatura!

Es cierto que los mandatarios suelen tomar las medidas más impopulares al principio, nada más iniciar su mandato, para terminar desplegando las medidas más propicias para renovar como presidente. Pero lo suyo es de otra división.

2. No está usted legitimado para todo. Haber sido elegido por el pueblo norteamericano como su máximo representante le otorga una autoridad notable pero no infinita. No es usted una mónada aislada en la galaxia sino el líder de un país que vive en un mundo cada vez más global, le guste o no. Por lo tanto, América puede ser lo primero en su lista de prioridades pero no lo único. Sus primeras medidas parecen olvidar esto.

En este sentido, me quiero referir especialmente a la prohibición por decreto de la entrada a Estados Unidos de inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría musulmana. Déjeme que le haga notar el tremendo error que comete al demonizar a toda la población de determinados países (a las que radicaliza) y no centrar sus esfuerzos en mejorar las condiciones de vida en origen: este es el mejor remedio contra los flujos migratorios, como sabe todo el mundo sensato.

3. Le agradezco la defensa de la vida. De todas las decisiones que ha tomado me parece muy importante la ley que prohíbe a organización no gubernamentales y proveedores sanitarios en el extranjero utilizar fondos del Gobierno estadounidense para apoyar el aborto.

Estoy con usted en considerar el asesinato de no nacidos un atraso y una aberración. Pero ahora falta que su administración se aplique en serio en apoyar a las mujeres con problemas para criar hijos: ese un drama que se debe solucionar.

4. Sea un poco más respetuoso y educado. Se puede ser muy auténtico y corajudo pero de ahí a faltar al respeto a quienes no piensan como usted hay un trecho. Fíjese: esto es gratis, no le costará un dólar. Demuestre al mundo que usted no es un norteamericano cowboy semi-asilvestrado, como sostienen algunos; que sabe comportarse como es debido.

Más en twitter: @javierfumero

Etiquetas: ,,,,,

Comentarios