Confidencialmente Confidencialmente

¡Hipócritas! Digamos la verdad sobre Carme Chacón

Los tres candidatos a la secretaria general del PSOE juntos, o sea, Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, además de José Luis Rodríguez Zapatero y otros líderes socialistas, han asistido en Barcelona al homenaje a la fallecida Carme Chacón, oficiado por Javier Sardá en el pabellón 2 de la Fira de Montjuich.

Además de las expresiones de dolor ya mostradas estos días pasados, ese funeral laico escenificó una aparente unanimidad de aprecio y hasta cariño hacia la fallecida ex ministra y ex diputada.

Sin embargo, la realidad de lo que ella vivió con su partido, con gran parte de los allí presentes, y con casi todos los que tras su muerte lanzaron todo tipo de loas, fue muy distinta. Y quizá es bueno recordarlo. También para desenmascarar a tanto hipócrita.

A partir de que, en febrero de 2012, en el 38 congreso, perdiera la secretaría general frente a Rubalcaba, por solo 22 votos, Carme Chacón quedó convertida en una auténtica "apestada" dentro del PSOE, a las que apenas nadie hablaba, con la que nadie quería tratar. Por miedo a Ferraz principalmente

Como diputada, en la Cámara la mantuvieron bloqueada, hasta convertirla en un florero: no le dejaron tomar iniciativas ni participar en debates. Ningún protagonismo.

Fue tal la amarga situación que vivía, que en agosto de 2013 optó por marcharse a Miami, a dar clases en una universidad.

En el congreso extraordinario de 2014, Pedro Sánchez la "recuperó" políticamente, nombrándole secretaria de Relaciones Internacionales, y en 2015 la incluyó en las listas al Congreso de los Diputados, donde consiguió sacar un escaño.

A la vez, en su partido, ese PSC que ahora le monta honras fúnebres, empezó a ser vista casi como una traidora, o al menos una extraña, por sus posiciones claramente españolas, estatales, y no catalanistas, nacionalistas o separatistas. Por eso ni siquiera intentó disputar la secretaría a Miquel Iceta.

La amargura y soledad por tal suma de marginaciones y extrañezas le llevó finalmente a renunciar a ser de nuevo candidata en los comicios del 26 de junio de 2016. Abandonó el acta de diputada y anunció que dejaba la política para incorporarse a un bufete de abogados.

Así trataron estos últimos años a Carme Chacón quienes ahora aparentemente le veneran y honran. ¡Hipócritas!

Como decía aquel, en España no hay como morirse para que hablen bien de uno, y hasta le lloren como en este caso. Aunque sean, como son, lágrimas de cocodrilo.

Que se lo digan también a Rita Barberá.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

Etiquetas: ,,,,,,,,,,,,

Comentarios